Cargando...
OK
Al continuar navegando por nuestras páginas web, acepta usted la utilización de cookies en su sistema, principalmente con fines promocionales y/o publicitarios, respetando nuestra política de protección de su vida privada. Para saber más y para configurar las cookies, haga clic aquí

Las 7 grandes familias


Ante la diversidad de composiciones perfumadas, el Comité Francés del Perfume ha establecido una clasificación en siete grandes familias, así mismo divididas en subfamilias. Estas denominaciones son aplicables, tanto para las creaciones femeninas como masculinas.

Los hesperidados agrupan los perfumes resultantes de la expresión de las cortezas de cítricos (naranja, bergamota…). Se distinguen el hespéride floral chipre, el hespéride especiado, el hespéride amaderado, el hespéride aromático.

Los florales corresponden a los perfumes con una dominante floral (rosa, tuberosa…) : soliflor, soliflor lavanda, ramillete floral, floral verde, floral aldehidado, floral amaderado, floral amaderado afrutado.

Los helechos, contrariamente a su denominación, no reflejan el olor de estas plantas, sino que asocian notas amaderadas y notas de lavanda: helecho, helecho ambarado suave, helecho florido ambarado, helecho especiado, helecho aromático.

Los chipres deben su denominación a un perfume creado por François Coty en 1917, " Chypre ". Son olores de musgo de roble acompañados de notas floridas y afrutadas: chipre, Chipre florido, chipre florido aldehidado, Chipre afrutado, Chipre verde, Chipre aromático, Chipre cuero.

Los amaderados están más bien destinados a una clientela masculina. Utilizan el sándalo o el cedro, pero igualmente el pachulí y el vétiver: amaderado, amaderado conífera hespéride, amaderado aromático, amaderado especiado, amaderado especiado cuero, amaderado ambarado.

Los ambarados, denominados igualmente los orientales, presentan unas fragancias cálidas y empolvadas con frecuentes acentos de vainillados: ambarado florido amaderado, ambarado florido especiado, ambarado suave, ambarado hesperidado, semi-ambarado florido.

Los cueros, más masculinos, evocan los olores de tabaco, humo o piel: cuero, cuero florido, cuero tabaco.
 
esp
1